Bright Star

IMG_6411.jpg          Nathan Kurisu trabajando con sus estudiantes de la Valor Academy Middle School.

Los maestros de calidad suelen ser reconocidos, con justa razón, por su dedicación a la profesión docente y por dejar de lado sus propias necesidades para que los estudiantes puedan avanzar.

Esta pasión por la educación puede dar lugar a asombrosos resultados, pero por lo general no se puede mantener o suele ser injusto para los maestros y sus familias, ya que los maestros deben trabajar en fines de semana, regresar a su trabajo después de importantes acontecimientos en su vida, o asta dejar al lado sus ejercicios matutinos para dedicarse a preparar su clase.

Incluso algunos eligen esta profesión sabiendo que esas presiones los llevarán a abandonar la enseñanza. Julia Guy, una maestra del kínder de la Valor Academy Middle School localizada en North Hills, pensó que enseñaría por unos 10 años y luego se dedicaría a algo distinto, ya que creía que probablemente abandonaría el salón de clase una vez que formara su propia familia.

Pero ahora Julia cree que puede seguir dedicándose a la enseñanza cuando se convierta en mamá gracias a un subsidio de $250,000 que Great Public Schools Now le otorgó a Bright Star Schools, la organización que opera la escuela Valor. Estos fondos darán a los maestros hasta cuatro semanas de ausencia con pago por maternidad o paternidad, ayuda económica para el cuidado de los hijos, clases de educación física dentro de la escuela y consejos de nutrición.

Los administradores de Bright Star Schools reconocen los problemas que existen con el modelo docente de “mártir urbano” y desean apoyar a sus maestros ofreciéndoles beneficios y oportunidades para ayudarlos a encontrar un equilibrio entre sus responsabilidades en el salón de clase y su vida personal.

“Realmente intentamos hacer que nuestra organización sea el tipo de modelo donde las personas puedan hacer una carrera trabajando como maestros”, comentó Hrag Hamalian, director ejecutivo de Bright Star. “No nos interesa tener maestros que vengan a enseñar por dos años y después nos abandonen”.

Mantener a maestros de alto rendimiento es esencial y crítico en California, donde 3 de cada 4 distritos escolares reportaron tener escasez de maestros para este año escolar, de acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo por el Learning Policy Institute.

Los fondos también deben ayudar a mantener motivado a Nathan Kurisu, maestro de sexto grado de Valor, para ayudar a sus estudiantes durante años. Nathan ya ha logrado un inmenso impacto en Valor, donde el 47% de sus estudiantes cumplió o superó los estándares estatales Common Core en la prueba estatal de matemáticas, en comparación con casi un 35% de estudiantes del mismo grado en todo el estado.

Nathan planea usar los fondos para tomarse algunos días libres con el fin de acompañar a sus propios hijos en sus excursiones escolares, y comentó que los fondos lo ayudarán a él y a sus colegas a ser aún mejores maestros. “Cuando se trata a los maestros con valor y respeto, eso se refleja en la forma en que interactuamos con los niños”, agregó.

Mantener a los maestros de calidad en el salón de clase es una tarea complicada, pero en GPSN creemos que el enfoque de Bright Star es muy acertado. Algunas compañías líderes del país como Etsy y Google han implementado políticas de licencias más generosas para tomarse tiempo libre, además de otros métodos, con el fin de asegurarse de que sus empleados logren un equilibrio adecuado entre el trabajo y su vida personal, y nos encanta la idea de que los maestros reciban ese mismo apoyo.