Principios

  1. Apoyamos el derecho de todos los niños de asistir a una escuela pública de alta calidad en su vecindario.
  2. Apoyamos los esfuerzos para ampliar las opciones de los padres de familia en Los Ángeles y abrir nuevas escuelas públicas de alta calidad en vecindarios necesitados. Creemos que las escuelas de alta calidad son aquellas donde los directores son líderes en materia de instrucción de calidad, y tienen la autonomía para tomar decisiones financieras de la escuela, así como sobre el cuerpo docente, el plan de estudio e instrucción.
  3. Reconocemos que los maestros, los directores y los administradores que forman parte del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (Los Angeles Unified School District, LAUSD) trabajan arduamente y desean lo mejor para todos los estudiantes. Sin embargo, también reconocemos la realidad que, a pesar de sus esfuerzos, hay comunidades en Los Ángeles donde las escuelas públicas existentes han tenido un rendimiento constantemente bajo.
  4. Creemos que los estudiantes en estas comunidades con grandes necesidades han esperado demasiado. Compartimos un sentido de urgencia para implementar soluciones que puedan funcionar ya mismo.
  5. Reconocemos el rol que tienen las escuelas en toda la comunidad, pero estamos comprometidos a poner el interés de los estudiantes por encima de todo.
  6. Reconocemos que las soluciones de alta calidad pueden provenir de cualquier lado, ya sea dentro o fuera del distrito, pero creemos que ninguna solución de alta calidad debe quedar fuera de consideración.
  7. Reconocemos que en la actualidad existen varios modelos educativos de alta calidad que operan dentro del LAUSD y nos comprometemos a apoyar la expansión de estos modelos educativos para satisfacer las necesidades de estudiantes de bajos recursos.
  8. Reconocemos los retos relacionados con la implementación de cualquier solución, ya sea un modelo charter u otro, pero creemos que lo más importante de todo es tener en cuenta que es mejor para los estudiantes.
  9. Rechazamos las confrontaciones innecesarias. Creemos que existen demasiados debates sobre educación llenos de resentimiento innecesario. Creemos que todos nosotros, a pesar de nuestros desacuerdos, queremos lo mejor para los estudiantes de Los Ángeles.
  10. Pedimos a los funcionarios públicos y demás líderes comunitarios que acepten y adopten soluciones comprobadas, que brindarán a los estudiantes y padres de familia más y mejores opciones educativas, y que ayudarán a satisfacer las necesidades hoy mismo. La política y las ideologías no deberían afectar ni dirigir este debate, en lugar deberían hacerlo las necesidades de los estudiantes y sus padres.